miércoles, 18 de mayo de 2011

El futuro ya llegó (Xploding Plastix)

Los niños NO son el futuro. Dejensé de joder con eso. Los niños se cagan, son ruidosos, son angurrientos tragones y suelen ser de lo más crueles. Si me quieren hacer pensar que ese es el futuro, mejor alcancemé la 38, ¿no?
Yo me imaginé el futuro de mil maneras, a cuál más pelotuda: primero los autos voladores y las casas en la luna. Todavía tengo las revistas "Muy interesante" que compraba mi viejo en los noventa con los artículos que anunciaban los prototipos, las expediciones, los experimentos. Me cagaron, era todo mentira.
Después me imaginé que los robots nos iban a cagar matando cuando se volvieran locos pero en seguida me tranquilicé porque me di cuenta que no iba a pasar, que el futuro que anunciaba Terminator 2 era 1997, que ya había transcurrido sin pena ni gloria y que, además, los robots son una cosa de lo más boluda, que con toda la furia logran que bailen "La Macarena". ¿Mirá que alguien o algo que baila "La Macarena" me va a venir a patotear a mi? Jajoder, y menos si son forros robots con la cara de bolas tristes de Robin Williams. ¡Pero andá a lubricarte el orto con Bardall, guacho!
En el 2000  no me imaginé nada, total decían que se iba todo al carajo, con el Y2K, con Silo meditando en la base del Aconcagua, con los extraterrestres que se venían para transformarnos en sus hamsters o para enseñarnos la virtud y el decoro. No me imaginé nada y me limité a agarrarme el primer leve pedo (algo precoz) brindando con las copas de los grandes una y otra vez. 
Me imaginé más cosas, mil cosas: la revolución, que era todo un palo, ya lo ves, un feliz socialismo (más mentira), una burocracia hipertrófica, un reino de terror o un desordenado pero alegre desparramo hippie en algún escenario bucólico. Todo al pedo. El futuro son todos signos de pregunta y lo máximo que nos puede dar es de qué hablar, por ejemplo, en el ascensor. ¿Que otra cosa son, si no, las pequeñas conversaciones acerca de la lluvia, el sol, el frío venideros?
Del futuro, lo único que sabemos, es - no la muerte, abstengansé giles depresivos, no soy tan predecible ni tan amargado-, lo que sabemos es, decía, que suena así:

XPLODING PLASTIX -  AMATEUR GIRLFRIENDS GO PROSKIRT AGENTS - 2001
  1. Sports, Not Heavy Crime
  2. Funnybones & Lazylegs
  3. 6 Hours Starlight
  4. Behind the Eightball
  5. Single Stroke Ruffs
  6. Treat Me Mean, I Need the Reputation
  7. Relieved Beyond Repair
  8. Tinntinnamputation
  9. More Power to Yah
  10. Having Smarter Babies
  11. Far-flung Tonic
  12. Happy Jizz Girls
  13. Doubletalk Gets Through to You
  14. Comatose Luck
Ellos son:
Erik Velldal  - contrabajo
Espen Blystad - piano, teclados, órgano

4 comentarios:

sol.- dijo...

"el futuro llegó hace rato, predijo Solari una vez, y bendijo desde un escenario a dos almas que andaban buscándose".


si, las pastillas del abuelo, no me des correctivo.... :)

Reneé dijo...

Los niños no son el futuro.

Sofía dijo...

Sabés algo de Realmente?:(

Gerihut dijo...

Yo me pregunto, si esto no es el futuro ¿qué es? ¿Un pato con tres alas? ¿Un ser humano con superfuerza? ¿Una ciudad en el aire?
Creo que esto es más futuro que cualquiera de los arriba mencionados.