domingo, 3 de abril de 2011

Siesta (Debussy)

Llegan unos pájaros migrantes que en dos días desaparecerán hasta la próxima primavera. Recostado, los veo interrumpir la trama de la fronda que empieza a morir. La conjunción de lluvia y encantos acabará adormeciéndome. En el sueño, será todo lo que yo más quiera. 


PRÉLUDE A L'APRÈS-MIDI D'UN FAUNE - CLAUDE DEBUSSY
por la Orchesta de Cleveland (es lo que tengo a mano) dirigida por Ashkenazy.

















Programa diseñado por Léon Bakst para la puesta de Vaslav Nijinsky (1912).






5 comentarios:

Sol dijo...

Debussy se puso de moda entre quinceañeras lectoras de Crepúsculo y sus restantes libros; porque el vampirito que brilla escucha "claro de luna".
Comentario informativo, no más.

Saludos! :D

CEH notancul dijo...

Primero me pareció una herejía. Pero lo pienso bien y bueno, por ahí alguna tiene la inteligencia para bajar la suite bergamasque entera y le cambia la vida.
Sabemos que la mayoría de la gente nace pelotuda y allí se queda. Pero por los que pudimos salir y para los que están asomando, ¡enhorabuena!

pilar dijo...

Está bueno a los quince, tener efectivamente quince. No comparto el gusto por los vampiros, pero leer Crepúsculo- novela extensísima-, soñar con un vampiro, y con el amor eterno, me parece un actividad que no está nada mal.Me cae mejor una piba medio boluda, que un señor violinista con aires foucaultianos.

Escuché esto que subiste, y tuvo el efecto que en febrero me habías prometido (cuando andaba con insomnio) dormí una siesta super. Abrazo sin H

CEH notancul dijo...

Se armo el debateeeeee! Genial.

Yo puedo decir que quise ser un violinista foucaultiano pero no me salió ni lo uno ni lo otro. De ese tiempo me quedó un violín chino casi intacto y unas cuantas notas.

Ahora me dicen (injustificadamente) señor. Pero por lo menos sigue habiendo cosas que producen en mi el efecto de un vampiro sobre una quinceañera. Mientras eso siga ocurriendo no consideraré lícito el epíteto.

An dijo...

'Pero por lo menos sigue habiendo cosas que producen en mi el efecto de un vampiro sobre una quinceañera.'

Amén.

Coincido con la postura de que mientras se conozca y distribuya algo bueno los motivos importan poco. Sobre todo porque, como dice CEH, (en carácter optimista) de cada 10 que se bajan el Claro de luna, una (ó 0.75) se bajará alguna otra cosa y le gustará, y quizás pueda llegar un día avergonzarse de haber leído la citada novela. Aunque, como bien dicen, es un libro re largo y está buena la dedicación y la concentración que requiere, puede ser, también, una puerta a algo más.

Ahora se viene caperucita roja versión crepúsculo :/

Che, Nijinski se tocó en pleno preludio. Qué onda? Alguien lo probó?